Mal aliento: principales motivos

¿Qué es la ortodoncia invisible?
2 marzo 2021
Cepillado eléctrico vs cepillado manual
15 marzo 2021

Mal aliento: principales motivos

¿Has sufrido o sufres problemas de aliento? Es algo muy común que puede responder a múltiples motivos. Y, en general, no se trata de una complicación grave de la que haya que preocuparse, aunque sí que es necesario atajarla. En nuestra clínica dental en Moncloa nos encontramos muchos pacientes con esta afección, y generalmente la solución suele estar en pequeños cambios en el estilo de vida, una mayor concienciación en la higiene bucal, y una limpieza dental completa cada poco tiempo. Te lo explicamos.

¿Qué produce el mal aliento?

El mal aliento o la halitosis a veces se puede achacar a un único motivo, pero en otras ocasiones son un conjunto de ellos. En cualquier caso, estos suelen ser los más comunes o probables:

1. Una mala salud dental

Este es el principal causante del mal aliento. Y probablemente el más preocupante. ¿Qué sucede cuando no eliminas adecuadamente los restos de comida y los residuos de tu boca? Que producen sarro, y este puede terminar en el interior de las encías, produciendo una gingivitis, o también pueden aparecer caries. En ambos supuestos, el olor es muy similar al de una infección. No se va con facilidad y puede ser especialmente molesto. Además, si no atajas estas enfermedades, pueden ir a más, y afectar a la raíz del hueso del diente. Por lo tanto, revisa bien tu higiene dental y, si el mal aliento lo provoca una gingivitis, acude a un especialista que pueda solucionarlo.

2. Problemas digestivos

La boca conecta directamente con tu estómago. Por lo tanto, si padeces algún tipo de problema a nivel de digestión, ya sea acidez o cualquier otro, puede que esto se traduzca en un peor aliento.

3. Mala alimentación

Aquí podemos englobar una enorme cantidad de actitudes tóxicas. Desde el tabaco, hasta el exceso de café, de teína o de productos azucarados. Todos ellos cambian el pH de tu boca y pueden aumentar la aparición de bacterias, lo que redundaría también en un peor aliento.

4. Tener la boca seca

Esta es una causa bastante común que sí que puede generar problemas en el aliento. La saliva tiene una función crucial en tus dientes, ayuda a limpiarlos, a regular el pH y a hacer desparecer a buena parte de las bacterias que pueda haber en tu boca. Por lo tanto, si no salivas lo suficiente, lo más probable es que tu aliento empeore. En cualquier caso, existen tratamientos para atajar este problema.

Algunos consejos para combatir el mal aliento

Si quieres que tu aliento esté siempre fresco y saludable, sigue estos consejos en la medida de lo posible.

1. Una limpieza exhaustiva. Emplea hilo dental, enjuague bucal y cepíllate concienzudamente después de cada comida. Esta es la manera más rápida de mantener el aliento fresco y agradable el mayor tiempo posible. Y, también, evitas que aparezcan enfermedades asociadas.

2. No te olvides de cepillar la lengua. Un cepillo lingual es una recomendación muy común por parte de los dentistas. Piensa que gran parte de las bacterias que se acumulen en tu boca después de cada comida lo van a hacer en la lengua. Y esta, generalmente, no se cepilla. Esto puede convertirla en un foco de mal aliento. Y, por eso, con un cepillo lingual puedes eliminar buena parte de ese riesgo.

3. Cambia tu alimentación y tus hábitos. El alcohol, el café, el tabaco o las comidas azucaradas y muy grasas son las que producen las digestiones pesadas y muchos de los problemas de aliento de los que te venimos hablando. Por lo tanto, corrigiendo estos hábitos menos saludables mejoras, también, el aroma de tu aliento.

4. Cambia de cepillo regularmente. Otro foco de acumulación de bacterias está en el propio cepillo. Este, con el uso, puede terminar por tener también mal olor, y volverse inservible. Otro tanto sucede si las cerdas se abren y reblandecen, ya que no eliminaría los residuos con la misma exigencia. Por lo tanto, varía cada poco tiempo.

Pequeños tips para la halitosis

¿Y qué pasa con el mal aliento que no es crónico sino que, sencillamente, se da cuando no tienes oportunidad de cepillarte la boca? Como al comer fuera, por ejemplo. Pues esto te ayudará:

  • Bebe mucha agua. Los líquidos hidratan, eliminan las bacterias de la boca, limpian los dientes y ayudan a salivar, por lo que regularán el pH y el olor de tu boca.
  • Come una manzana. Ayuda a eliminar buena parte de los restos que haya en la boca y, también, regula y equilibra el pH. Te ayudará a eliminar las bacterias de tu boca.

En definitiva, el mal aliento puede aparecer por múltiples motivos. Por eso es importante cuidar tu salud y más concretamente la de tus dientes. Siguiendo estos consejos podrás ver cómo este problema desaparece y, en caso de que no lo haga, acudiendo a nuestra clínica dental en Moncloa no tendrás nada de lo que preocuparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Solicitar más información